miércoles, 9 de marzo de 2011

Empezando mi blog

Cuando empecé este blog, me di cuenta que quería escribir sobre muchas cosas: la vida y la muerte; lo bueno, lo malo y también lo regular; lo que me gusta y lo que NO; la sinceridad y la hipocresía; lo que hago, lo que no y lo que me gustaría hacer; en fin, muchísimas cosas. Para ello, debía investigar en diferentes fuentes de información para darle a mis lectores datos verídicos y no únicamente mis percepciones hacia el tema que estuviera tratando.
Mi próxima entrada debió haber sido "CHOCOLATE: diferentes caras en diversos sabores". Quería dedicar una entrada exclusivamente a datos interesantes sobre el chocolate, una de mis mayores tentaciones, debilidades y adicciones de toda la vida, pero decidí redactar "Empezando mi blog" porque ya me hacía falta escribir.
Para Chocolate recolecté bastante información (casi 20 páginas con margen de 0.5 pulgadas en cada lado de la hoja), leerla, es otra historia. Me gusta empezar proyectos, pero darles seguimiento y terminarlos: también es otra historia.
En el fondo, SIEMPRE supe que tenía miedo a triunfar en algo, porque realmente, antes de alcanzar el éxito, se fracasa muchas veces. Pero este tema lo tocaré en "Pero, ¿Y si triunfás?". Mis amigos me apoyan y me incitan a escribir más y a no tener miedo de exponer lo que pienso y siento. Si no fuera por los empujoncitos de ellos, The Little Thoughts of my Everyday hubiera terminado en la segunda entrada. Con el tiempo, una que otra vez, escribiría pequeñas notas sobre mi diario vivir, anécdotas simples, planas y otras, tal vez, interesantes. Ahora, en cambio, seguiré escribiendo, pues me hace feliz, porque no quiero que mis pensamientos se pierdan con el tiempo, pero aún más, porque se lo debo a mis amigos, que confiaron en mí desde el principio.
Gracias Anasilvia, porque con tu risa haces que mi día sea alegre, ya sea con rayos, lluvia o tormenta, tu entusiasmo es el sol que alumbra después de la tempestad.
Gracias a JP y a Kurt, porque, cuando empecé este pequeño proyecto, me animaron a seguir escribiendo y me dieron ideas interesantes para escribir. "CHOCOLATE: diferentes caras en diversos sabores" surgió a raíz de mis bromas con JP.
Gracias a Cristy, porque desde un principio fue una buena amiga, detallista y siempre dispuesta a apoyar a sus amigos en cada decisión.
Gracias a Andrés, porque él fue quien me impulsó a crear The Little Thoughts of my Everyday, a escribir, a no tener miedo de lo que puedan decir de lo que pienso, a no quedarme callada. Por esto y mucho más, te amo, en serio gracias por tu apoyo.
Por último, gracias a ti, la persona que lee estas palabras, porque te tomaste el tiempo para descifrar un poco de lo que soy y ponerlo en tu mente por un corto período. Espero que tú también tomes la decisión de realizar tus sueños, porque el que más pierde en la vida es el que desiste y no lo intenta, porque quien no arriesga no gana, y el que gana, alguna vez fracasó porque arriesgó y aprendió.

7 comentarios:

  1. Aw!!!!! que lindo lo que escribiste amiga!, gracias por hacerme parte de este proyecto tan importante en tu vida, y ya sabes, siempre tendré una sonrisa para ti!!! =) TQM!!!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Que geniales tus publicaciones Andy!! Me gusta la simpleza con que escribes y aún así tus palabras son muy profundas =) Sigue tus sueños y de ahora en adelante como tu misma dices no temas a triunfar y tampoco temas a fracasar porque de donde más aprendes es de los fracasos ;)Por cierto borre la entrada porque tenía dos errores gramáticos =P pero aquí esta =D

    ResponderEliminar
  4. ves el primero??? si ves este esq si???!!!

    ResponderEliminar